En 1977, la dictadura militar que gobernaba en la Argentina secuestró a la hija de Estela de Carlotto junto a otros miles de inocentes. En busca de justicia, Carlotto se unió a las Madres de Plaza de Mayo, un grupo que convierte el dolor individual en acción colectiva y busca la verdad sobre la suerte de sus familiares a cualquier precio.

Hoy comparte con nosotros los resultados de una larga e incansable lucha de 37 años.

Podéis verla y escucharla en este vídeo:

 

Share This