Los juegos olímpicos de Río 2016 son los que cuentan con la participación femenina más alta de la historia de las Olimpiadas. Un 45% de los participantes, 4.700, son mujeres, cifra esperanzadora si la comparamos con el 28% de Barcelona 92, pero, el otro lado de la moneda es que sólo ha aumentado un 2% desde las últimas, las de Londres 2012.

Razones para ello muchas, sólo por citar dos:

  • la existencia de países que tradicionalmente no llevan mujeres en sus delegaciones (Londres fue la primera cita en la que todas las delegaciones contaban con representación de ambos sexos)
  • o la existencia de 161 competiciones masculinas frente a 136 femeninas

Más allá de los porcentajes y la estadística que siempre son interpretables, está claro que la repercusión de las victorias femeninas siempre va unos escalones por detrás que la de sus colegas varones, sólo hay que escuchar las quejas de Mireya Belmonte ante la atención mediática a sus logros, o el titular de este periódico estadounidense en el que la plata de Phelps en 100 metros ocupa más espacio que el récord del mundo de Ledecky en 800 libres.

phelps playa ledecky recor del mundo

Menor visibilización supone menor interés para marcas, patrocinadores y mecenas, como muestra, las dificultades del Hotelcur GIJON HC, antiguo Biesca Gijon, para conseguir patrocinadores a pesar de que su equipo senior femenino tiene cuatro copas de Europa y tres de la Reina, ningún equipo asturiano puede presumir de este palmarés.

Situación similar se da con el Oviedo Moderno, equipo femenino que en determinadas tempranas ha sido el único equipo de fútbol de su ciudad en división de honor.

Saliendo de Asturias, Bilbao vivió una gran polémica al negarse su club de fútbol a sacar la gabarra para celebrar la victoria del Athletic femenino por la ribera del Nervión, al parecer tal honor está reservado sólo para el primer equipo.

Más vergüenza da recordar que ningún medio se presentó a una rueda de prensa convocada por el entrenador del equipo.

Podríamos hablar también de comentarios sexistas y machistas sobre el aspecto físico de las deportistas, pero bueno, lo dejamos mejor para otro post… y para una entretenida búsqueda en internet ya que al comenzar a escribir los deportistas las sugerencias son coincidentes en algunos casos pero con un orden de relevancia en cuanto al volumen de usuarios que las teclean bastante diferentes

Share This