¿Los genes humanos son patentables? En 2005, cuando Tania Simoncelli empezó a pensar esta compleja cuestión, la ley de patentes de EE.UU. decía que sí lo eran, lo que significa que los titulares de las patentes tenían el derecho de impedir que alguien secuenciara, probara o simplemente viera un gen patentado. Preocupada por la forma en que esta ley dañaba a los pacientes y creaba una barrera a la innovación biomédica, Simoncelli y sus colegas de la ACLU (American Civil Liberties Union, Unión Estadounidense por las Libertades Civiles) decidieron desafiarla. Esta charla fascinante es la historia de un caso que todo el mundo daba por perdido, pero que llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de EE.UU.

Share This